Veronica Mediæ

veronica mediae-01

veronica mediae-02

Primer Premio en el IV Concurso para Estudiantes de Arquitectura STEELCASE: “Crea un espacio de trabajo para el bienestar”

En colaboración con Laura Migueláñez Parés

En tauromaquia, la media verónica es un lance o suerte fundamental empleado por los toreros para desempeñar su faena.  En un oficio como el suyo, el movimiento corporal es primordial: contiene la identidad y el estilo del diestro, marca las pautas de relación con el toro y con la afición; y además es un componente de riesgo vital.

La vestimenta del torero, aunque cargada de recursos estilísticos, responde a unas pautas claras de morfología, movilidad y protección. Es un elemento clave, de una compleja elaboración, que reúne el conocimiento y valor social de la artesanía y las maestrías durante años.

Al contrario que en un empleo como el de matador, muchas otras personas desarrollan su actividad profesional sentados o en posiciones estáticas. Esta relación sedentaria con el trabajo se debe en gran medida a la necesidad de emplear una serie de herramientas informáticas cuya naturaleza ha sido estática hasta hace escasos años.

El desarrollo de estas tecnologías de la comunicación para hacerlas móviles y portables nos sitúa hoy en un momento clave en el que a pesar de tener acceso a herramientas de alta potencia que caben en el bolsillo, nuestro cuerpo continúa trabajando sentado en una silla frente a una mesa.

Mediae Verónica es un concepto de confort que apuesta por devolver el desarrollo diario del trabajo al movimiento corporal a través de la vestimenta. La movilidad o el desarrollo deslocalizado del trabajo no son valores de confort en sí mismos, pero la posibilidad de optar a ellos, lo es sin lugar a dudas. El confort es en este caso la capacidad de elegir cómo y dónde desarrollamos nuestra actividad profesional.

Es un dispositivo vestible que actúa de interlocutor entre los movimientos de nuestro cuerpo y los dispositivos de realidad aumentada que se comienzan a lanzar al mercado. Empleando una tecnología de reconocimiento visual basada en los códigos de respuesta rápida (QR codes) o códigos bidi, dispuestos en forma de patrones elaborados con el textil y ahora reconocibles por cualquier cámara.

Mediae Verónica está tejida en fibras de polímeros en desarrollo, conocidos como músculos artificiales. Este nuevo tipo de fibras es capaz de alargar y acortar su longitud en respuesta a estímulos eléctricos, proporcionando una adaptación morfológica perfecta. La integración de otras tecnologías a nivel fibrilar es posible, generando así un tejido inteligente. Un ejemplo de ello es el desarrollo de los sensores de acelerometría a nivel fibrilar, permitiendo así el conocimiento preciso de la disposición y variación en el espacio de nuestro cuerpo.

Mediae Verónica es un punto de encuentro entre la gestión de la información y la anatomía humana en movimiento. Es el dispositivo de capacitación que nos permite hacer de nuestro cuerpo, nuestra herramienta.